Vuelven los desayunos solidarios para pacientes del Hospital San Camilo gracias a su Consejo Consultivo

Vuelven los desayunos solidarios para pacientes del Hospital San Camilo gracias a su Consejo Consultivo

Ayuda va en directo beneficio de quienes viniendo de sectores alejados y deben concurrir en ayuna a tomarse exámenes

Renovando su compromiso con la institución y con sus usuarios, esta semana el Consejo Consultivo del Hospital San Camilo retomó la loable iniciativa de entregar desayunos solidarios a pacientes ambulatorios que concurren al establecimiento a tomarse exámenes en ayuna, debiendo levantarse muy temprano en el caso de quienes viven en sectores alejados.
Estos desayunos -que ya llevan varios inviernos entregándose- son posibles gracias a que el Consejo Consultivo obtiene diversos aportes de los voluntariados y de particulares, ya que se hace necesario contar con recursos para la compra de los insumos como leche, te, café, galletas o azúcar, entre otros.
“Estos desayunos son una muestra del permanente compromiso de nuestro Consejo Consultivo de los Usuarios y de nuestros voluntariados que de manera permanente están viendo cómo ayudar nuestro trabajo y hacer más amable nuestro servicio, por lo que los felicitamos y agradecemos por tan noble gestión”, aseguró el Director del establecimiento, Dr. Daniel Álvarez Montoya.
Por su parte, Elizabeth Jorquera, Asistente Social a cargo de Participación Social del Hospital San Camilo, destacó que esta iniciativa tiene doble mérito pues aparte de conseguir los recursos y las gestiones para administrarlo, las voluntarias deben turnarse y concurrir todos los días durante el periodo de invierno y así tener todo preparado para entregar desayunos desde las 08:00 hrs, lo que representa un gran sacrificio personal en pos de una ayuda social, lo que lo hace más meritorio.
“Nuestros voluntariados hacen una enorme labor social todos los días en nuestros servicios clínicos, a lo cual le suman cada invierno este beneficio de entregar desayunos a quienes más lo necesitan, lo que representa más que una ayuda económica, un gesto de humanidad y solidaridad con nuestros usuarios”.
Todo lo anterior lo respaldan los beneficiados, como la señora María Becerra, quien fue una de las primeras en disfrutar de esta ayuda que claramente no esperaba recibir en su visita al Hospital San Camilo, pero se fue feliz con su guatita llena sin tener que realizar otro gasto adicional al de los pasajes.