Historia del Hospital San Camilo de San Felipe

Home / Historia del Hospital San Camilo de San Felipe

Un Hospital al servicio de todo el Valle del Aconcagua

Corría el año 1790 y San Felipe era asolado por una terrible epidemia de viruela que hacía pensar en la innegable necesidad de contar con un recinto asistencial que diera cabida a toda esa demanda de cuidados, sin embargo, pese a los intentos de los ilustres miembros de la ciudad y por diversos motivos, ya sea de ubicación o de costo, no se logró, así como tampoco se logró cuando don Diego Portales designó intendente de Aconcagua al abogado Fernando Urizar y Garfias. El intendente se consiguió los fondos y el terreno para la construcción de dos salas de hospital, el que se llamaría San Joaquín, en homenaje al Presidente de la República, pero el Supremo Gobierno postergó la autorización por problemas económicos derivados de la guerra contra la Confederación Perú-Boliviana.

Sólo décadas más tarde, con esta misma propiedad que totalizaba 6 hectáreas y que llegaba hasta los márgenes del Río Aconcagua, se logró colocar la primera piedra del Hospital San Camilo, el 23 de Octubre de 1842.

En 1857, se aprueba el reglamento del establecimiento, cuyo personal estaba compuesto por un administrativo, un capellán, un par de médicos y cirujanos, un boticario, un practicante y un mayordomo.

En 1933 asumió como director del establecimiento el Dr. Luis Gajardo Guerrero, quien consiguió la construcción de un nuevo edificio el 12 de Noviembre de 1935 y el que entró en funcionamiento en 1937.

Lamentablemente, con el gran sismo de 1965, el edificio principal sufrió graves averías que lograron ser refaccionadas, pero para el otro sismo de 1971, colapsó definitivamente surgiendo la necesidad de conseguir otro terreno para un nuevo hospital.

En 1973 se logró iniciar las obras en su actual ubicación, pero al aprobarse la regionalización, se centraron las decisiones hacia el litoral, lo que provocó parar la obra y que pasaran los años sin que nada ocurriese. Al asumir la presidencia, don Patricio Aylwin, en 1990, nació el proyecto Minsal-Bid y en Septiembre de 1991 se destinaron los fondos necesarios para la terminación del edificio, el cual fue inaugurado en enero de 1992, lo que lo transforma en uno de los hospitales más nuevos y modernos de la región, ya que según asegura su actual director, Dr. Daniel Álvarez, el recinto ha seguido creciendo y modernizándose a través de nuevos servicios, como las inauguraciones de la Unidad de Diálisis en el 2006 y la Unidad de Tratamientos Intermedios el 2007, UCI Pediátrica en el 2016, las cuales han aportado con nuevos funcionarios y nuevas camas al servicio de la población.

“Actualmente, nuestro hospital posee 232 camas y casi 900 funcionarios, para una población que supera los 70 mil habitantes en San Felipe y los 260 mil en todo el Valle del Aconcagua, lo que se traduce en un promedio de dos mil partos anuales y más de nueve mil intervenciones quirúrgicas en promedio”, aseguró el Dr., quien destaca también la reciente re acreditación en calidad como uno de los últimos hitos que permiten al San Camilo estar siempre creciendo en función de la satisfacción usuaria.