Reanimador del SAMU patentó su propio videolaringoscopio y donó 3 unidades para el Hospital San Camilo

Reanimador del SAMU patentó su propio videolaringoscopio y donó 3 unidades para el Hospital San Camilo

Especialistas están muy conformes con este aparato que se utiliza para intubar un paciente permitiendo un trabajo más seguro

Max Corvalán llevaba años probando su propio modelo de videolaringoscopio. Él es reanimador del SAMU con dilatada trayectoria y por lo mismo, sabe la importancia de este elemento que se utiliza para el proceso de intubación de un paciente gracias a que junto con despejar la vía aérea, muestra a través de una mini cámara por dónde va el tubo que se introduce en la garganta. Antes de toda esta pandemia, estaba decidido a crear un modelo acorde a las necesidades de los equipos clínicos pero que, por sobre todo, fuera mucho más accesible desde el punto de vista económico, considerando que en el mercado estos aparatos tiene un costo de varios millones de pesos y este modelo no supera los 100 mil pesos.

Estaba en eso cuando este año recibió definitivamente su número de patente que lo acredita como inventor y dueño del modelo y sin tener tiempo para nada, llegó el coronavirus, lo que lo motivó a donar 3 aparatos para el Hospital San Camilo, organismo que además le compró 3 más dada la buena impresión que tienen los especialistas respecto de su modelo.

“Este aparato es muy versátil y nos permite ver a través de una Tablet o teléfono una imagen de cómo estamos introduciendo el tubo que permitirá entregar respiración artificial a un paciente, pero ahora sin tener que estar con nuestra cara a centímetros de la boca del paciente, sino que a una distancia prudente y segura gracias a que vemos en la imagen cómo avanzamos”, aseguró el anestesista y jefe de Pabellón del Hospital San Camilo, Dr. José Meneses.

Por su parte, el inventor, asegura que si bien ahora podría incrementar el precio de su videolaringoscopio, no es su motivación principal. “Yo hice esto porque lo uso y sé la importancia de que lugares alejados como Aysén, desde donde yo provengo, puedan acceder a esta tecnología sin preocuparse por el costo”, aseguró.

Los equipos finalmente serán destinados a las unidades en donde más se utilizan, como Urgencia, UCI, Pabellón, Medicina, Cirugía y UCI Pediátrica, facilitando el trabajo de los profesionales médicos en dichas unidades.

Leave a Reply

Your email address will not be published.